Posteado por: TCTR | abril 2, 2008

Reflexiones de Mantequilla y Mermelada

Como el propio titulo indica, el objetivo de esta nueva entrada es comunicar las dos brillantísimas reflexiones que han rondado mi cabeza cuando me preparaba el desayuno, que es uno de esos momentos en los que las musas en bata y zapatillas de casa hacen funcionar la parte más “filosófica” de mi cerebro. (Luego ya termino de prepararme el desayuno y me lo como, para recuperar la glucosa gastada en tamaño ejercicio de búsqueda de la sabiduría).

 

Reflexión mientras untaba la mantequilla:
Me gustan las Navidades. El otro día leí que Madonna, ese petardo musical y humano en general, culpable de secar el ingenio de Guy Ritchie (el tío hizo “Lock and Stock” y “Snatch”, dos peliculones y entonces llego la penca esa y se acabo lo bueno…), ha decidido no celebrar las Navidades en su casa, por que están corrompidas por el capitalismo y el consumismo, los dos hermosos motores de la sociedad. O sea, ni regalos ni árbol ni atracones de comida, solo amor familiar y tal. “Menuda parida”, pienso yo, y es que si le quitamos a la Navidad los regalos y la comida, no nos queda nada.
Esta época es bonita principalmente por las luces en las calles, la expectativa de regalos y las comidas abundantes. El amor y las reuniones familiares están bien, conste, pero venga ya, si por ejemplo prohibieran esos elementos, nadie esperaría con la misma ilusión estos días. Seria como Semana Santa, que le gustará mucho al que le emocione ver o sacar pasos, pero que para mi significa una semana de vacaciones y salir a la calle a ver niñas arregladas (que no esta mal).
No digo que no me desagrade todo el rollo Corte Ingles en plan “La magia de la Navidad” y esas cursiladas, pero vamos, no me lleva a engañarme a mí mismo diciendo que mejor seria no comer y beber en abundancia, ni que me regalen cosas, y en vez de eso, irme a misa a reflexionar sobre el amor fraterno. Me gusta reunirme con la familia, como a todo el mundo, pero si fuera solo eso las Navidades serían una “versión maxi” de cuando nos reunimos un sábado en casa de mi abuela a comer migas. ¡¡Así que vivan las lucecitas, los regalos, y la comida, que también son la esencia de la Navidad!!. (El que diga que esto no es así, que es muy legítimo, que no sea hipócrita y se dedique a comer ensaladas, beber agua mineral y me dé sus regalos, para no contribuir a la falsa y consumista imagen que según cierta gente tienen estas fiestas.)
 
Reflexión posterior mientras untaba la mermelada (de fresa):
Hace poco, unos cuantos días, empecé a ver “Tomb Raider: La cuna de la vida”. También vi hace tiempo la primera de Tomb Raider. Bueno y que? Pues que (aunque no voy a ser yo quien os lo descubra), son una autentica mierda de películas. Las cosas claras, la penca de Lara Croft no le llega a la suela de los zapatos (aunque los hundiera en el barro y luego los dejara allí) a Indiana Jones, que es, desde luego, el mejor héroe de aventuras del cine. (Sí, el mejor, y a ver quien dice lo contrario con argumentos sólidos.)
 
La comparación aunque destructiva, es necesaria para ver como han cambiado (para peor) las mentalidades: Indy es un arqueólogo serio, da clases en la Universidad, le queda de puta madre la barba de tres días y el sombrero, se enfrenta a los nazis, su arma principal es un látigo (para esto hay que tenerlos bien puestos), pega pocos tiros y muy a menudo aguanta una manta de hostias considerable, tiene carisma y un zippo con un trébol de cuatro hojas.
En el patético lado contrario, tenemos a una niñata rica, sin oficio ni beneficio, con mayordomo (dios, mayordomo, que sacrilegio), colección de coches, a la que llevan en avión a la selva (porque esta buena o porque tiene dinero, o ambas), que va maquillada y tiene un conjunto para cada ambiente (como va a ser lo mismo la cazadora de Indiana Jones que los modelitos que lleva la petarda pija de Lara Croft, por Dios?. Indiana va a Nepal, pues hala, se va a Nepal con su cazadora y su sombrero. Lara Croft sale en la primera película con un abrigo carísimo y un “yo que sé qué” blanco para la nieve, Oinns!, no vaya a pasar frío la muchacha). Lara Croft es como una turista ricachona con ínfulas de arqueóloga y roba tumbas, con saltitos y mierdas kung-fu y metralletas. El personaje es insufrible, y lo peor es que se ofrece a comparaciones, por el campo de actuación, con el in-su-pe-ra-ble papel de Harrison Ford en las mejores películas de aventuras de la historia.
Que se joda Lara Croft, esa pseudo-aventurera (no en el sentido de ligera de cascos, no entro en ese tema) con labios inflados de silicona y camiseta ajustada. Larga vida a Indiana Jones/Harrison Ford, que cuando salga en la próxima película con 60 años, seguirá teniendo mas carisma recién levantado y en bata rosa que Lara Croft/Angelina Jolie en toda su puta vida y unas cuantas posteriores si se reencarnase. (Por cierto, La momia es infinitamente mejor que T.R., no se puede comparar con Indiana Jones, pero sigue siendo una buena película de aventuras y palomitas, que es mas de lo que se puede decir de muchas películas).
 
La evolución que media entre los dos modelos de “héroe de aventuras” es un reflejo de como en la actualidad se pervierten los valores. De un tipo con formación académica, culto y sin pinta de modelin soso de anuncio de Calvin Klein pasamos a una niñata rica por su casa, con un cuerpazo (todo hay que decirlo) y ropa ajustada y conjuntada, que tiene que mirar en GoogleEarth hacia donde cae la Antártida, si al Este al Oeste o eso era lo que se hundió bajo el agua.
 
Nada mas por hoy, simplemente os adelanto que si realizáis una interpretación conjunta de las dos reflexiones obtendréis que el regalo perfecto para estas Navidades es el pack con las películas digitalizadas y retocadas de Indiana Jones (o un látigo de cuero, que aquí se respetan todas las posturas e inclinaciones).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: