Posteado por: TCTR | enero 18, 2009

Recomendando: “Mundodisco (Discworld)” de Terry Pratchett

Dejo aquí uno de mis pasajes (que pedante suena jojojo) favoritos del primer libro de Mundodisco, para que quién lo encuentre interesante empiece a leer la colección. Como son más de 30 libros, va a tener mucha lectura:

“El Archiastrónomo se volvió poco a poco y levantó la vista hacia el rostro impasible del hombre. A ningún rostro le cuesta demasiado parecer impasible cuando tiene dos esferas doradas en lugar de ojos. Además, las esferas brillaban de una manera desconcertante.

— La nave, sí. Arte puro -dijo el astrónomo con una sonrisa-. Supongo que eres el mejor artesano de naves de todo el Mundodisco, Ojosdorados. ¿Estoy en lo cierto?

El artesano tardó un momento en contestar. Su cuerpo desnudo -desnudo, esto es, a excepción de un cinturón de herramientas, un ábaco de pulsera y un bronceado intenso- se tensó al considerar las implicaciones de esta última frase. Los ojos dorados parecían mirar hacia algún otro mundo.

— La respuesta es a la vez si y no -contestó al fin.

Algunos de los astrónomos menores, de pie tras el trono, se sobresaltaron ante tamaña falta contra la etiqueta, pero el Archiastrónomo no pareció advertirla.

— Sigue -pidió.

— Carezco de algunas habilidades fundamentales. Pero soy Ojosdorados Manodeplata Dáctilos -continuó el artesano-. Y construí los Guerreros Metálicos que guardan la Tumba de Pitchiu, diseñé los Embalses de Luz del Gran Nef, y construí el Palacio de los Siete Desiertos. Pero… -Se rozó uno de los ojos, que dejó escapar un ligero tintineo-, cuando construí el ejército gólem para Pitchiu, éste me cubrió de oro y luego hizo que me sacaran los ojos, para que no pudiera crear ninguna otra obra que rivalizara con la que hice para él.

— Sabio, pero cruel -señaló compasivo el Archiastrónomo.

— Cierto. Así que aprendí a escuchar el temple de los metales, y a ver con los dedos. Aprendí a distinguir las menas por el sabor y el olor. Fabriqué estos ojos, pero no me sirven para ver. Más tarde, se me llamó para construir el Palacio de los Siete Desiertos, tras lo cual el Emir me cubrió de plata antes de cortarme la mano derecha, cosa que no me sorprendió del todo.

— Un grave inconveniente, considerando tu trabajo -asintió el Archiastrónomo.

— Utilicé parte de la plata para hacerme esta nueva mano, y apliqué en su fabricación mi insuperable conocimiento sobre palancas y fulcros. Con eso me basta. Después, creé el primer gran Embalse de Luz, con una capacidad de 50.000 horas de luz diarias. Los consejos tribales del Gran Nef me cubrieron de sedas finas, antes de encerrarme para que no escapara jamás. Me tomé la molestia de utilizar la seda y algo de bambú para construir una máquina voladora, con la que me lancé desde la torreta más alta de mi prision.

— Tras lo cual, y tras varios incidentes, llegaste a Krull -terminó el Archiastrónomo-. Cualquiera pensaría que otro tipo de trabajo (el cultivo de lechugas, por ejemplo) conllevaría menos riesgo de morir por partes. ¿Por qué insistes en practicar tu profesión?

Ojosdorados Dáctilos se encogió de hombros.

— Se me da bien -respondió.

El Archiastrónomo contempló de nuevo el pez de bronce, que brillaba como un gong bajo el sol del mediodía.

— Qué belleza -musitó-. Y es algo único. Acércate, Dáctilos. Recuérdame qué te prometí como recompensa.

— Me pediste que diseñara un pez para nadar por los mares espaciales que se extienden entre los mundos -entonó el maestro artesano-. A cambio de eso…, a cambio…

— ¿Sí? Mi memoria ya no es lo que era -ronroneó el Archiastrónomo, mientras tocaba el bronce cálido.

— A cambio -siguió Dáctilos, al parecer sin demasiadas esperanzas-, me dejarías libre y te abstendrías de cortar ninguno de mis apéndices. No quiero ningún tesoro.

— Ah, sí, ya lo recuerdo. -El anciano alzó una mano surcada de venas azules-. Mentí -añadió.

Sólo se oyó un ligero silbido, y el hombre de ojos dorados se tambaleó. Luego, bajó el rostro hacia la punta de flecha que le sobresalía del pecho. Una gota de sangre le floreció entre los labios.

En toda la plaza no se oyó un ruido (aparte del bordoneo de algunas moscas expectantes) cuando alzó muy despacio su mano de plata y tocó la punta de la flecha.

Dáctilos gruñó.

— Un trabajo chapucero -dijo, y se derrumbó hacia atrás.”

-Terry Pratchett “El Color de la Magia”-

PS: Me encanta la última frase del artesano antes de morirse.

Anuncios

Responses

  1. Me sentí muy triste cuando supe que Pratchett sufre una gravísima enfermedad cerebral que borrará toda su memoria. La muerte es inevitable, pero se siente uno muy frágil cuando el creador muere reducido a un montón de carne, sin recordar nada de lo que ha producido. En fin.

    Te encantaría-si es que no lo conoces- las cinco de Guía del autoestopista gláctico, de Douglas Adams. Me acordé mucho de ti leyéndolas, pensaba: A- Este tío es inteligente; y B- Es como leer a TCTR cuando desvaría. Bueno, vale, no pensé en TCTR, sino en algo más bíblico y tal. Los tengo en castellano y en inglés, por si te animas.
    (Sólo así el 25 de mayo cobra sentido, siendo el inconfundible día de la toalla).

    P.S: a los fans enloquecidos advierto: yo ya erapalmero antes, si pensáis repartíroslo en reliquias, ¡prime!

  2. Si continúas leyendo a Pratchett acabarás acostumbrado a las frases geniales y lapidarias (aunque no siempre de una manera tan literal como esta).
    Una muy buena reseña, felicidades.

  3. Tengo que seguir leyendolo cuando tenga tiempo, lo que pasa es que cuando me paré a pensar “Joder, 35 libros, como me enganche voy a triunfar en mi vida academica, que yo no tengo tiento ninguno para estas cosas” acabé el primero, empece el 2º para comprobar que Rincewind estaba vivo y lo dejé para cuando acabe los examenes. Pratchett es muy grande, que se joda JK Rowling ¬¬

    Gracias por tu comentario!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: