Posteado por: TCTR | enero 28, 2009

Días de Camisa y Zapatos (Cap II: Tratado sobre Juzgadiano)

(En capítulos anteriores: Al final resultó que había entendido mal la parte de ir a salvar la Cahá Rurás del desastre. Resulta que lo que encubiertamente se esperaba de mí es que la CONDUJERA al desastre…)

Creo que ya va siendo hora de dedicar un post a las funciones que, aclarado ya mi papel como oompa-loompa en prácticas, me van siendo impuestas encomendadas allá en la “Caha Ruráss”.

De entre la nebulosa (me parece que “nebulosa” es un buen término para definirlo. Da la idea de que lo mismo valgo para un roto como para un descosido, siempre en el nivel más bajo de responsabilidad) de tareas que he ido realizando, el primer lugar, tanto por “importancia” (si se le puede llamar importante a algo que no tiene importancia en absoluto) como sobre todo porque es a la que dedico más horas a lo largo del día, lo ocupa escribir cartas. Cartas de amor?…Eehh, no, en realidad son cartas de respuesta a los Juzgados. Si tuviera la certeza que todos los Secretarios Judiciales de España son mujeres de entre 23 y 32 años, guapas y solteras, les pondría un poco más de cariño, o dobles sentidos, o directamente mi número de teléfono, pero como no es así, son simplemente contestaciones.

Ahora bien, dichas  cartas poseen una muy importante peculiaridad;  están redactadas todas ellas en lo que, en adelante,  llamaremos “Juzgadiano” (excepto una que aparte de en Juzgadiano venía redactada en Euskera, incomprensible de todos modos en cualquiera de los dos idiomas).

Me explico. El Juzgadiano es la variante del castellano inventada y empleada por los Sectarios Judiciales para dirigirse  por carta (o al menos espero que solamente por carta)  al resto de mortales. Aunque las palabras son las mismas que en castellano normal, el Juzgadiano se caracteriza principalmente porque su finalidad intrínseca es que el destinatario se entere lo menos posible del contenido del mensaje emitido. (la carta, vaya).
Para lograrlo, en el Juzgadiano la sintaxis no es que no exista, es que es el enemigo a batir. Los ataques a la misma  más comunes se basan en utilizar oraciones subordinadas al porrón, alterando además el orden en el cualquier persona normal colocaría dichas subordinadas para, en lugar de eso, ir dejandolas caer por dónde Dios le dé a entender al Sectario Judicial de turno.
Aparte, es importante resaltar que en Juzgadiano, las oraciones que se refieren al Juzgado o a sus decisiones o van en pasiva o en todo caso, usan el sujeto elíptico (ejemplos muy comunes: “ha sido decretado el embargo”, “se ha decidido la retención de saldos”). Esto, además de cumplir la mencionada función de dificultar la compresión del destinatario, busca dar la sensación de que un Juzgado es un lugar místico en el que las decisiones se generan solas o caen del cielo.

Pero el Juzgadiano no es únicamente una nueva variedad del castellano. Es un modo de vivir la vida, una forma de pensar, una misión: que el que reciba la carta se las vea putas para entenderla, para realizar lo que en ella se manda y para que, si consigue hacer ambas cosas, por lo menos le lleve una buena parte de su juventud.

Para ello, el Sectario Judicial ha ido perfeccionando con el tiempo una serie de triquiñuelas destinadas a entorpecer aún más la aventura de enfrentarse con la carta.
La primera de ellas, y la de más tradición quizá, es la de inventarse sin ningún tipo de pudor las abreviaturas. Cuanto más absurda, incomprensible o diferente de la forma normal de escribirla es la abreviatura, más puntos de gloria personal obtiene el Secretario (he visto abreviaturas en las que aparecían letras que luego no aparecen en la palabra que se supone que se abrevia, para que os hagáis una idea…).
También digna de mención es la táctica que consiste en no poner nunca la letra de los DNIs de las personas de las que se solicita información. Esto parece una tontería para el resto de vosotros, pero ELLOS SABEN que en la mayoría de buscadores de bases de datos el DNI tiene que ponerse con letra. Y si no, no es que te saque varios resultados coincidentes con ese número para que elijas tú cual puede ser la que estás buscando, es que te manda a la mierda y tienes que hacerlo de otra manera (Tengo que aclarar que la forma más facil y rápida de buscar a dichas personas es introduciendo un número de  DNI, de ahí la gracia de esta táctica tan aparentemente inocente).  El perfeccionamiento supremo de esta técnica consiste en, aparte de no poner la letra del DNI, escribir incorrectamente (desordenando los apellidos o comiendote alguna letra) el nombre de la persona en cuestión. (Lo pongo porque esto mismo me ha pasado hoy y me ha sentado tan rematadamente mal que he quitado el “muy” de la forma usual de despedida. Ha quedado en un “Le saludamos atentamente”. Eah!)

Como puntilla, algunos Sectarios, los menos, pero claramente los de corazón más oscuro, añaden, como despedida de la carta en la que han empleado todos sus sucios trucos para amargarte la vida, advertencias del tipo “Y recuerde que según el artículo Nosecuantosveintiuno de la LEC, la no colaboración con la Administración de Justicia conlleva  muerte, destrucción y multas coercitivas varias”. Por si no te motivaba la tarea, vaya.

-En la siguiente entrada (porque me parece que con esta me he pasado un poco de extensión) comentaré (más brevemente, prometido) los métodos de los que hago uso para responder a semejantes engendros de la modalidad epistolar. No, por si lo estabais pensando, no me dejan responder un “Que te busque la información tu madre en sus ratos libres, y muerete”

Anuncios

Responses

  1. Pero entonces…todavía no tienes cubículo?
    Hay gente que durante su vida se dedica a recopilar abreviaturas y expresiones de esas, las ponen en libros (junto con una definición elocuente de cada una de ellas, dando a entender que ellos tampoco entienden cómo se puede llegar a escribir semejantes abortos) y se hacen de oro.
    Y si en algún momento te encuentras con alguna carta demasiado ininteligible siempre puedes enviar “accidentalmente” un poco de ese simpático antrax en el sobre de respuesta 😀 (no deberían subestimar a los oompa-loompa)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: