Posteado por: TCTR | febrero 5, 2009

10 hechos sobre los playmobils (D.E.P., Señor Beck)

El 30 de Enero murió Hans Beck.

Vale, como os habréis quedado más o menos igual, aclaro que este señor ya fallecido fue el que creó los archiconocidos clicks de playmobil (sabiendo esto lo más probable es que ahora esteis diciendo “Ooohhh :(“).
Hago constar que a mí no me pasó eso. Yo primero me enteré de que se había muerto el creador de los playmobils y después ya supe el nombre.

Y como aquí, aparte de afables, corteses y zalameros somos agradecidos y respetuosos, sirva este post a modo de  homenaje al señor Beck, que se lo merece el hombre (aparte, si hay un post dedicado en honor del  diseñador de la lata de pringles y su “curiosas” instrucciones para la inhumación como no voy a dedicarle un post al creador de los clicks, por favor, un click es mucho más divertido que una lata de Pringles funeraria. Bueno, cada cual en su estilo).

Por lo tanto, he estado pensando estos últimos días en los muñequitos de las manos en pinza y la cara de pánfilos y se me han ido pasando por la mente (y de ahí al cuaderno. No pongo “Moleskine”, porque quedaría muy elitista. Pero vaya, es una Moleskine©) los siguientes 10 hechos sobre los playmobils:

1- Que si “el que no ha visto Dragon Ball es porque no ha tenido infancia” el que no haya tenido clicks… Bueno, lo mismo pero como más desgraciado.

2-Que si, teniendo playmobils de pequeño, no has llegado a perder absolutamente todo excepto el muñeco en cuestión, habrás tenido infancia desde luego, pero obviamente no serás un ser humano. Posiblemente seas un robot, diseñado con vete a saber que propósitos. Preocupate.

3-Que sólo a partir de los 20 descubre uno que es precisamente en ese momento (a partir de los 20) cuando deberían regalarle los playmobils. Los niños son estúpidos, no saben apreciarlos en su justa medida y suelen perder piezas o no montan bien el barco pirata. Niños idiotas.

4- Que pese a ser considerado un “juguete para niños y niñas pequeños” sin aparentes contraindicaciones para un correcto desarrollo psico emocional, es communis opinio que los playmobils que molan son piratas, caballeros medivales armados con hachas, ladrones, pistoleros, miembros del ejército unionista o confederado… Vamos, profesiones liberales y pacíficas.

5- Que, sabiendo esto, la sempiterna cara sonriente de los clicks adquiere una nueva e inquietante dimensión. O sea, ¿que hace un tío armado hasta los dientes poniendo esa sonrisa!?

6-Que, ahondando en este espinoso tema, un playmobil tiene 4 formas de morir por la espada: Atravesado (esto es, encajando la espada entre el brazo y el cuerpo), apuñalado en el estómago (metiendo la espada entre el cuerpo y las piernas HACIA ARRIBA…yeeks), vil y sanguinariamente apuñalado por la espalda (lo mismo que antes, pero detrás) y, para niños que si llegan a ese extremo en el juego deberían ser llevados a un psicólogo, al playmobil se le puede…”quitar la peluca”…vaya.

7- Que pese a los 3 número anteriores, en el “espectro” de playmobil también hay lugar para lugares más tranquilos, pacíficos y felices, como la granja, el hospital y la carrera ciclista.

8- Que lamentablemente, lo más normal es que la granja sea asaltada por los piratas, el hospital asediado y posteriormente arrasado por caballeros medievales y los ciclistas mueran en el fuego cruzado entre clicks unionistas y clicks confederados.

9- Que uno de los episodios más oscuros y lamentables de la vida de mi hermano es que en algún momento ha sustraído espadas y pistolas de playmobil de las casas de otra gente, para reemplazar las que ibamos perdiendo. Que muy posiblemente yo lo haya inducido a ello. Que, sin paños calientes, yo haya hecho lo mismo en otras casas.

10- Que no conozco a nadie que teniendo (como yo lo tengo) el playmobil con la equipación de la selección argentina de fútbol, no le haya puesto la pegatina con el 10 en la espalda, para convertirlo en un playmobil de Maradona, que chana aún más.

De propina: Que todo el mundo ha fantaseado con tener una habitación enorme, donde poder montar a la vez el barco pirata, la goleta, la Isla Pirata, posiblemente el castillo medieval (aunque no son exactamente de la misma época histórica) y ya puestos la granja. Y con ello, morirse sintiéndose realizado.

Anuncios

Responses

  1. Yo he desplegado en la misma habitación:
    1- Barco pirata de los primeros que llegaron a España, que sobrevivió milagrosamente íntegro-hasta las monedas de los cofres- con tripulación.
    2- Cofre pirata edición limitada americana convertible en isla, cueva del tesoro y atracadero; con la tripulación.
    3- Piratas edición especial simulando a Jack Sparrow.
    4- Barco pirata moderno-el del velamen azul- transformado por mí en barco del almirantazgo, dirigido por el almirante-original- y tripulación convertida.
    5- Arbol del ahorcado con juicio sumarísimo entre piratas.

    Los caballeros y Special! (es lo que colecciono realmente, los especiales) contemplaban la escena desde los puntos altos de las estanterías. También Sherlock Holmes, el primer especial de la marca. Snif. Hasta he regalado astronautas a amigos de teleco y he liado a Cleopatra con César.
    Yeah!

  2. Eso es lo que yo definiría como “hazaña”, “Magnum Opus” y “Digno de admiración y envidia a partes iguales”. COMO MOLAS!

  3. ¡Por fin algo de comprensión!

  4. Los playmobils me frustraban porque no podía fingir que se enrollaban, y los besos eran muy frios. Demasiado rígidos. Las niñas somos de otro rollo, ¿no se les puede vestir? ¿no se les puede peinar? ¿no pueden cogerse de la mano? ¿no flotan en la bañera (yo esq tuve una lancha)? ¿Y cómo diablos voy a hacer una historia de amor con ESTO???
    Por lo demás, ha sido divertido leerte. Go on.

  5. A ver, no he querido decirlo, pero los clicks son de los muñecos más fáciles de enrollar de todos los que se me ocurren.

    “No se les puede vestir…”, “No se les puede peinar…” pero conoces algun juguete con esa cara de felicidad que lo mismo vale para matar a otros 5 playmobils a sablazos, como para hacerlo en plan doggy style, como para cuidar y regar plantas?

    ¿Historias de amor? 23 años y todavía el ocio femenino me parece un insondable.

  6. No me recuerdo sustrayendo accesorios de playmobils de ningun tipo de casas ajenas, sin embargo a ti si que te recuerdo, supongo que tu tambien y por eso has cambiado la frase de la cabecera a “Yo le robe este acordeon a un mono ciego…”
    Creo que la sonrisa de un playmobil es siniestra, porque como has dicho, va armado y sonriendo, pero no una sonrisa en plan espada rota en su glorioso final, no, es una sonrisa de sadico. Y una pregunta? como expresa un playmobil su enfado,tristeza, o cualquier emoción que no impllique esa “sonrisa”. Es decir un playmobil Emo nunca podria existir verdad?

  7. Solo queria corregir lo anterior
    Y una pregunta, como expresa un playmobil su enfado,tristeza, o cualquier emoción que no impllique esa “sonrisa”? Es decir un playmobil Emo nunca podria existir verdad?

  8. El playmobil es un “natural born killer” la unica emoción que siente es alegría cuando mata a espadazos. O cuando posa para ciertas fotos de ciertos moviles de cierta gente que sustituyen en los fondos de pantalla a sus ciertas novias (ejem).

    Es falso de pura falsedad todo lo que dices, y añado mas: Crimsom (ejem ejem ejem).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: